miércoles, 31 de mayo de 2017

TNT: el poder está en usted


Resumen del libro escrito por Claude Bristol en los años 40 del pasado siglo, precursor de las siguientes obras de mentalismo y pensamiento positivo posteriores, incluso hasta el culmen en ventas El Secreto de Ronda Byrne, por lo que este post podría titularse El Secreto de Ronda Byrne: el origen.
Un resumen parecido al que se presenta aquí, escrito en hojitas caligrafiadas, me fue de gran ayuda en los momentos más duros de mi servicio militar legionario.
Reseñar que el Verbo (John 1:1), explicado mejor en el Poimandrés, es el verdadero TNT y su fuente.
Disculpas por el formato de líneas que saltan sin acabar la frase: ocurre así al pasar de bloc de notas de Windows a escritorio de Blogger.
------------------

TNT: el poder está en usted
Versión PDF pulsando aquí (Google Drive)

¿Qué es "ese algo", ese TNT que mueve la Tierra? El poder que hay dentro
de cada individuo, y que debe usar, si quiere llegar a ser algo en la vida.
¿Se lo han imaginado ya? Es su verdadero yo, el poder oculto de mente
interior, liberado, mediante un propósito dirigido, y destinado a servir a uno
en cualquier experiencia, para suprimir cualquier obstáculo y dominar
cualquier situación económica, física, mental o espiritual.

Es la fuerza explosiva de lo que se quiere en la vida, dada por el
subconsciente, y activada por la fe en uno mismo y la fe en Dios.
¡Cualquier cosa razonablemente concebida, se lleva a la realidad, con tal de
que se tenga la fe suficiente en el poder interior!
Ese es su TNT: una imagen mental de lo que desea, y la fe en poder
procurárselo.

Poco a poco. Como una gotita de agua, tap-tap-tap, el TNT se irá llevando
todos los antiguos miedos, dudas y prejuicios, haciendo lugar a las nuevas
ideas, a los nuevos conceptos y a nuevas verdades.
Tap-tap-tap: es una oportunidad que llama a las puertas de la mente. Hay
que abrir la mente para dejar entrar este conocimiento.

Se puede obtener todo de una vez, o se puede tomar algún tiempo para
preparar la mente, de modo que el poder que tiene uno pueda producir su
efecto. Pero no hay que esforzarse demasiado. Hay que estar seguro de que
el poder está ahí, y aprender a hacer uso de él.

Cuando comiencen a ejercitar este poder en su propia vida, que les hace destacarse entre sus amigos y personas queridas. Inmediatamente advertirán una diferencia en ustedes, en el modo en que se expresan, en el modo que actúan. Esto significa que uno comienza, quizás por primera vez, a ser uno realmente, a aprovechar las oportunidades que tiene a su alrededor, a desprenderse de sus viejas ideas y limitaciones, y a pedir lo que es legítimamente de uno, lo que podía haber alcanzado mucho antes, si se hubiera comprendido el modo de liberar el poder del TNT en la vida.

No sabía entonces que hay en el mundo una fuerza poderosa que los
científicos llaman electromagnética, que las leyes de atracción y repulsión
operan electromagnéticamente; que cuando se asume una actitud mental
positiva o negativa, se obtiene un resultado positivo o negativo; que en la
vida no hay accidentes, ¡que todo sucede en directo acuerdo con las leyes
de causa y efecto!

Este es el sencillo mandato que lleva al triunfo: ¡Conciban! ¡Conciban!
¡Conciban! Pero hay que estar seguro de lo que realmente se quiere, y no
concebir miedos y preocupaciones que harán que ese poder interior llegue a
crear lo que no se desea.

¿Qué quieren?
¿A dónde van?
Respondan a estas dos preguntas, y darán a su vida propósito y dirección.
Si no saben qué quieren, ni a dónde van, no conseguirán nada, no irán a
ninguna parte. La persona de mente indecisa se ve rodeada de situaciones
indecisas.

Cuando descubrí por primera vez ese poder en mí, la fuerza que mejor lo
describía era T N T. Si se dispone de una fuerza interior igual a T N T, no
se necesita un poder mayor para mover las montañas del miedo y de la
duda, de la preocupación, la tensión, los sentimientos de inferioridad y de
frustración, el odio, la avidez y el prejuicio, que constituían el lastre.
No tienen más que prender la espoleta, imaginando las cosas justas que
pueden sucederles. Luego, den un paso atrás y dejen que "ese algo" —el
poder magnético que hay dentro de ustedes— se encargue del asunto.
¿Qué puede hacer por usted?
Menciónelo y lo hará. Menciónelo, crea en ello, imagínelo, y trabaje en
ello, y ese poder le atraerá todo cuanto necesite para lograr lo que desea.

"No sólo debes respirar de acuerdo con el aire que te rodea, sino hacer
que tu inteligencia esté en armonía con la inteligencia que abraza todo".
Se necesita poco esfuerzo para respirar, pero el pensar sí exige un gasto de
energía. Yo no tendría que explicar que les estoy sugiriendo que se pongan
de acuerdo con la corriente de la vida misma. Los que entiendan apreciarán
que la naturaleza proporciona medios para que todas las cosas crezcan bien.
Mediten un momento y se darán cuenta de que estoy diciendo verdades que
muchos pueden haber olvidado. Hay la ley fundamental de la
compensación que arregla todas las cosas.

Ustedes pueden desarrollar su personalidad manteniéndose al nivel de los
asuntos mundiales. Manténganse informados. Averigüen todo cuanto es
interesante acerca de la gente que conocen o pueden conocer, para que
puedan hablar con ellos de más cosas.
Nunca se sabe lo que le puede interesar a un amigo nuevo, y a veces es
necesario llamar su atención, tratando de temas originales. No se puede
siempre iniciar una conversación acerca del tiempo o de los dolores y penas
de uno. Lean los periódicos, las revistas, escuchen los programas de radio
de importancia, y a los comentaristas de televisión. Usen los ojos y los
oídos. Asegúrense de estar a la última moda. No me refiero a que conozcan
los últimos detalles de un asesinato o un suicidio, pero conozcan un
resumen de las actividades diarias, en su país y en el extranjero. De este
modo se ensanchará su perspectiva.
¡No olviden jamás... el conocimiento es poder!

Aumenten sus conocimientos y la esfera de sus actividades aumentará
también, al igual que el deseo de hacer cosas más grandes.
Estudien, aprendan y trabajen. Desarrollen el espíritu de observación.
Pongan el pie en el acelerador. Mejor aún; empleen propulsión a chorro.
Reanímense para ustedes mismos, y entonces contagiarán esa vida a los
demás. Sólo bastará con su presencia. Contagiarán su magnetismo y serán
populares gracias a ello. Ya han oído decir a la gente: "Me anima mucho
estar con Fulano de Tal. ¡Siempre me da vida!"
Llénense de entusiasmo y de confianza, liberen ese "fuego interior" —ese
algo—, y verán cómo todo vibra en torno suyo. Esa es la teoría de toda la
vida, tan vieja como el mundo. Las cosas iguales se atraen, ¡tap-tap-tap!

NNNNPero todo no es mentalizar: como dijo Edison, el 99% del éxito es transpiración y el 1% inspiración...
No es bastante aprender las leyes de la mente. Hay que aprender a usar la
mente de acuerdo con dichas leyes.
Ya conocen el antiguo adagio: "La fe sin la acción no sirve". Tiene que
trabajar en sí mismo si quiere desarrollar el poder creador interior, de modo
que pueda hacer lo que está haciendo para otros.

Perdonen a los demás lo que les hayan hecho. Reconozcan la culpa que han
tenido. No guarden rencores ni resentimientos. Estos envenenan la mente y
el cuerpo, alterando la composición química del organismo, haciéndolo
susceptible a toda clase de enfermedades. Los médicos atribuyen ahora
estados como el artritismo, el reumatismo, algunas formas de epilepsia, y
otras varias enfermedades, a perturbaciones nerviosas y emocionales. Se ha
visto que muchos enfermos de cáncer retardan el avance de la enfermedad
si dominan sus emociones y mantienen una actitud optimista hacia su
enfermedad.
"Ese algo" de la mente tiene un poder ilimitado —para vencer, curar, crear
y atraer—, una vez que se ha aprendido a usarlo.

EL PODER CREADOR ES COMO UN IMÁN
Esto es verdad porque el poder creador opera como un imán. Denle una
imagen fuerte y clara de lo que quieren, y ese poder creador comienza a
actuar magnetizando las circunstancias suyas, atrayendo hacia ustedes las
cosas, recursos, oportunidades, e incluso las personas que necesitan, para
que suceda lo que ustedes han imaginado.

La duda
destruirá su imagen, y quitará el magnetismo al poder creador, de modo
que ustedes obtendrán un resultado a medias, ningún resultado, o incluso
un mal resultado.
Imaginen lo que desean, como si ya lo hubieran logrado mentalmente.
Imagínense teniendo algo, siendo algo, o haciendo algo, como si fuera un
hecho consumado. No traten de imaginar los pasos individuales que creen
que han de llevarles a eso que quieren. La mente consciente es tan limitada
en su funcionamiento —limitada por los cinco sentidos— que no se sabe
cuál va a ser el mejor movimiento que se haga, ni la mejor dirección que se
tome. Pero la mente subconsciente, "ese algo" interior, no está limitada por
el tiempo ni por el espacio. Puede funcionar en todos los niveles y en todas
las direcciones a la vez, ponerles en contacto con toda clase de
oportunidades y gentes, que aún no conocen conscientemente.
Cualquier cosa que necesiten en el cuadro de sus deseos será atraída por el
poder interior si persisten en imaginarla día tras día, y dedican todos sus
esfuerzos a apoyar el deseo del corazón.
Esta técnica es muy sencilla de seguir. Producirá resultados infalibles, a su
debido tiempo, si dominan el arte de la imaginación.
Pero yo deseo aclarar que hay dos tipos de mentes, ¡el imaginativo y el
sensitivo! Si a ustedes les resulta difícil crear en su mente la imagen de lo
que quieren en la vida, no se esfuercen en conseguirlo. Estamos frente a un
tipo sensitivo... y todo lo que hay que hacer es concentrarse en un punto
focal imaginario en el cuarto oscuro de la mente interior y sentir que lo que
se desea ha sido logrado en la conciencia. Luego, lo que queda por hacer,
es esperar a que lo materialice en el mundo exterior el poder creador
magnético. Ustedes obtendrán los mismos resultados que los que
encuentran fácil el imaginar.

El secreto de la concentración es fijar la
atención de la mente consciente sobre un punto focal imaginado en la
conciencia, como en una pantalla mental.
Conciba esa pantalla como extendida a través del cuarto oscuro de su
mente interior, y mientras ponga su atención en ella, verá que los miedos y
preocupaciones no pueden llegar a la pantalla.
¡PROYECTE SU PROPIA IMAGEN!
Tómese todo el tiempo necesario, y proyecte su imagen en dicha pantalla.
No trate de mantenerla allí demasiado tiempo. En cuanto sienta que el
poder creador interior ha recibido la imagen, dígase: "¡Ya está terminada...
ya ha sido creada", todo esto con gran convicción, y despreocúpese.
Si toma una foto con una cámara, no estaría abriendo la cámara y mirando
el negativo para ver si la foto está revelada, ¿verdad? Tenga fe en que el
poder creador —"ese algo" interior— hará el revelado para usted. Siga con
sus actividades normales en la feliz espera de que lo que ha concebido está
en proceso de materialización. Pero tiene que imaginarlo diariamente,
varias veces por día, y por la noche, antes de acostarse, hasta que lo que
haya imaginado o sentido, se vea convertido en realidad.

¡TAP-TAP-TAP!
Vamos a montar la escena. Quiero llamar la atención sobre el poderoso
efecto de la repetición o reiteración.
Por ejemplo, tomemos un cincel neumático. Ya han visto cómo se usa para
partir el cemento o abrir un agujero en el acero. El tap, tap, tap, de ese
cincel, al que se aplica una fuerza tremenda, produce la desintegración de
las partículas y abre un agujero en el objeto en que se coloca.
Todos hemos oído hablar de la antigua tortura consistente en hacer caer
gotas de agua sobre la frente. Quizás conozcan las Botas de Kipling. El
ruido de las botas es lo que enloquece a los hombres. La repetición
constante es la que penetra.
Mientras uno puede darse cuenta del modo en que actúa la repetición sobre
las cosas materiales, puede al mismo tiempo no darse cuenta de la tremenda
impresión que la repetición produce sobre la mente humana.

La poderosa fuerza de la repetición... repetición... repetición. Se puede
tener una mala memoria, pero no se permite que uno olvide un producto
anunciado, siquiera un día.
Piénselo bien. Mediante la repetición, ha aprendido el alfabeto, la tabla de
multiplicar. A-B-C... dos más dos son cuatro... tap-tap-tap... Hasta que se
aprende.
Todo cuanto se ha aprendido de memoria ha quedado impreso en la mente
mediante la repetición. Le recuerda constantemente a uno (tap-tap-tap) la
formación de las creencias religiosas. Lo mismo sucede con la ciencia.
Repetición, reiteración. ¡Tap, tap, tap!
Schopenhauer dijo: "No hay absurdo tan palpable que no pueda ser
firmemente implantado en la cabeza humana, si se ha comenzado a inculcar
antes de los cinco años, repitiéndolo constantemente con un aire de gran
solemnidad".
La relación entre la conciencia y el subconsciente, o mente subjetiva, es
muy estrecha. Todos los que estudian el tema saben lo que puede lograrse
poniéndose en contacto definitivamente con el subconsciente. Cuando se
tiene una imagen detallada específica en la mente consciente, mediante el
proceso de la repetición, y se hace funcionar la mente subconsciente, se
dispone de un poder asombroso.

Tiene que esforzarse y tener fe, si es que desea recibir.
Tap, tap, tap, —imaginando lo que usted quiera una y otra vez—, las
gotitas de agua, el batir constante del mar, el ruido de los pasos sobre unos
escalones de piedra, la causa y el efecto ... la causa y el efecto ... la acción
que siempre produce una reacción ... Al principio puede no advertirse, pero
las fuerzas de la naturaleza y de la mente, concentradas sobre cualquier
obstáculo, pueden con el tiempo suprimirlo o modificarlo.

¡LA DECISIÓN SIEMPRE MAGNETIZA!
La decisión inicia una acción magnética en su mente que dispone
nuevamente las limaduras de hierro de su vida, arregla las piezas rotas,
construye con ellas un tejido nuevo, fortifica las partes débiles y da una
nueva resolución y vitalidad a los dictados de la "voz interior". Déjese
orientar por su yo interior, siga sus dictados, por difíciles que le parezcan
en el momento, pida perdón a los que haya ofendido, termine con los
pasados resentimientos y odios, libre su conciencia de pasados miedos e
inhibiciones, de modo que su mente pueda ser el canal de los buenos
pensamientos y pueda comenzar a atraerle cosas buenas.
Abandone para siempre la indecisión. 
"Yo prefiero tomar una mala decisión y hacer algo para remediarla que el
no tomar decisión alguna —me dijo un negociante de gran éxito—. Si estoy
alerta —agregó— puedo decir generalmente si una decisión es acertada o
no, antes de que me haga daño, y de esta decisión inadecuada puedo tomar
una decisión buena. Pero si no me decido, no iré a ninguna parte."

ESCRÍBALO
Imaginar las cosas que queremos tener y hacer en la vida, es un buen
método de cristalizar y fijar nuestros deseos, de modo que nuestra mente
pueda concentrar mejor su atención sobre ellos. Y cuanto más se pueda
mantener delante de uno mayor facilidad tendrá el poder interior para
materializarlos.
Por esta razón, yo recomiendo, como ayuda para imaginar las cosas que se
desean, con el fin de que ocupen el primer plano de los pensamientos, que
se escriban en pequeñas tarjetas, y se las tenga en donde se las pueda mirar
con la mayor frecuencia posible.
Si tiene el deseo... tiene la base. ¡Plante la imagen en su mente! Un cuadro
perfectamente detallado de las cosas exactas que usted desea. No le hará
ningún daño imaginar más de un objetivo a la vez, siempre que no sean
contrarios entre sí, y siempre que se puedan imaginar separadamente. El
poder creador interior puede actuar sobre tantos proyectos como usted
desee y a los cuales usted quiera darles su atención y sus esfuerzos.
¡Escríbalo!
Si se trata de un aumento de ventas, escriba las cifras exactas: si se trata de
algo que quiere que otro haga por usted, ya sea un amor, un traje nuevo o
un nuevo automóvil, escríbalo también. Escriba todo cuanto desee.
Exprese con sus propias palabras lo que usted quiera. Así ayudará a su
mente a organizarse. Con este sistema tendrá todo cuanto quiera, con tal de
que el objetivo sea moral y la imagen clara y positiva. ¡Tap, tap, tap!
Escríbalo una y otra vez, si encuentra que esto contribuye a fijar su meta en
la mente.
No importa que usted sea vendedor, jefe, mecánico, escritor o ama de casa
que busque el amor, el dinero, el progreso social, ya sea médico o abogado,
no hay ninguna diferencia. Usted tiene ese mismo poder, pronto a otorgarle
lo que usted quiera. Puede obtener todo cuanto usted desee... un par de
zapatos, o una mansión. ¡Menciónelo, escríbalo, y póngase a trabajar por ello!

¡Ponga su filtro! Acabe con los miedos y las preocupaciones, antes de que
vayan a parar a su conciencia interior, donde pueden producir un indecible
daño. Comience a arrojar los sentimientos y los pensamientos adecuados,
que flotan ya en su subconsciente. No los deje entrar de nuevo. Líbrese de
ellos. Purifique su fuente para que pueda reflejar los pensamientos buenos
y limpios, que ahora envía a las aguas de la experiencia de su vida.
Escriba lo que quiere ser. ¡Tache lo que no quiere ser!
La práctica constante de escribir los deseos, y usar un espejo opera
milagros. Al poco tiempo se pueden formar las imágenes a voluntad sin
usar de tarjetas ni de espejos, y se verá que la mente subconsciente
responde de un modo automático. Pero puede continuarse aún la técnica de
la escritura... la lectura repetida de las tarjetas.
Práctica, práctica. ¡hay que seguir siempre buscando!
No tema ser exagerado en sus deseos, porque, como he dicho antes, puede
lograr cuanto desee, con tal de que haga exactamente lo que le he indicado.
Cuando se conciben y mantienen constantes las imágenes, la acción sigue
porque la acción, después de todo, no es más que el pensamiento
energizado.

La fe lleva a donde quiere ir, a la velocidad de un aparato de propulsión. La
duda y el escepticismo le llevan con igual rapidez en dirección opuesta. La
fe siempre magnetiza; la incredulidad desmagnetiza.
¿Sabe algo acerca de la eficacia de la plegaria?¿Qué es la plegaria más que
la expresión de un deseo sincero? El Gran Maestro dijo:
Las cosas que deseéis recibir, creed que las recibiréis al pedirlas y las
tendréis.
Esta fe tiene que ser positiva, esperanzada, firme y completamente sincera,
pues de lo contrario no energizará "ese algo", el poder creador interior, que
debe ser activado, antes de que lo que usted imagina le sea atraído.
En cualquier emergencia, no trate de violentar la respuesta para que le
llegue en un momento específico, porque la conciencia de Dios no opera
dentro de las limitaciones de tiempo de la Tierra. El poner un límite
terrestre, le pondrá nervioso y le hará dudar de lo que ha de recibir a su
tiempo.
Todo lo que tiene que hacer es mantener la fe en que la ayuda le llegará en
el momento en que más la necesite. Tal actitud espiritual liberará el poder
creador que Dios le ha dado, de todas las limitaciones que usted le ha
impuesto, y le permitirá darle a usted la ayuda y la dirección que necesite
para hacer frente a su crisis particular.

¡Lo haré, lo haré, lo haré!
¡Esta es la fórmula! "¡Lo haré!", pone vapor en sus calderas, disipa la
inercia, pone en movimiento las perezosas células del cerebro y da nueva
vida al cuerpo y a la mente.
"¡No puedo!", paraliza la iniciativa, el incentivo, el entusiasmo; evita que
todo funcione, congestiona el cuerpo y la mente, y le quita todo el gusto a
la vida.

El tipo negativo se hunde antes de comenzar, la naturaleza se encarga de
estas situaciones.
El tipo negativo es un desertor; o, expresándolo de otra manera, el desertor
es un tipo negativo.

Pues bien, el juego de la vida se juega constantemente... y, para ganar hay
que estar en el juego, le guste a uno o no. Hay que responder a todo, con
toda la fuerza de que se disponga. Su enemigo es el miedo y la
preocupación. El único modo de vencerlo es una acción agresiva, positiva.
Deje de tratar de huir. Mire a sus enemigos cara a cara y hágalos retroceder
hasta que desaparezcan. Cuando se hace frente al miedo con el valor, el
miedo huye. El miedo queda vencido, no tiene poder contra uno en cuanto
se le ataca con valor y voluntad. No se puede ser positivo y negativo al
mismo tiempo, una u otra cosa deben prevalecer.

Hay un antiguo dicho: "Uno no adquiere las úlceras por lo que uno come,
sino por lo que le come a uno".
El miedo puede alterar el quimismo del cuerpo y hacerle a uno susceptible
a todas las formas de la enfermedad. El miedo produce palpitaciones,
indigestiones, falta de aliento, transpiración nerviosa, tensión nerviosa,
reacciones alérgicas, y otras muchas reacciones físicas que, con el tiempo,
se convierten en perturbaciones más graves.

Cuando un tren cruza la carretera, usted aplica los frenos a su coche, y deja
el motor parado. En cuanto el tren pasa, lo pone en marcha de nuevo, pero,
desde luego no va hacia atrás.
Compárase con su automóvil. Deje atrás todos sus miedos y sus
preocupaciones. Cuando las cosas se ponen mal, en lugar de alterarse y
perder el dominio de sí, limítese a aplicar los frenos y parar el motor, hasta
que esté libre el camino.

Su subconsciente es un amplio reservorio de conocimientos adquiridos
mediante la experiencia pasada, la educación y la reflexión. También posee
un conocimiento que le traen a través de sus facultades intuitivas, sus
órganos extrasensorios, porque una parte de subconsciente no está limitada
por el tiempo ni por el espacio. Es una fábrica de energía que llega hasta el
universo que hay en torno a usted, y le da una conciencia de cosas que
nunca podrían llegar hasta usted a través de su conciencia solamente. Nadie
sabe el modo en que opera su subconsciente, pero los científicos están
reuniendo muchas pruebas de que es una poderosa estación transmisora y
receptora de un circuito universal.

Este asombroso subconsciente, posee un poder que, a falta de una palabra
que lo describa mejor, es magnético. Parece magnetizar las condiciones que
rodean a uno en el momento en que se le da una clara imagen de lo, que
uno desea. Y comienza atrayendo todo cuanto uno necesita, incluso la
gente que uno necesita conocer, para ayudarle a uno a lograr lo que busca.
Las cosas comienzan a suceder, tan naturalmente, que frecuentemente uno
no se da cuenta de lo que la mente sobconsciente está haciendo por uno.
Está usando todos sus poderes —en todos los niveles físicos, mentales y
espirituales de su vida—, y enfocando estos poderes sobre su objetivo.
Usted no puede fracasar, si instruye adecuadamente a su subconsciente y
mantiene su fe en la capacidad de operar milagros que tiene el poder
interior.
Pero la más misteriosa de todas las funciones del subconsciente es lo que la
ciencia llama "sus facultades extrasensoriales".

"Y lo hice. Como diariamente nace una miríada de células, y como cada
una de ellas nace bajo la idea dominante de la salud o de la enfermedad, yo
determiné infundir a cada célula el concepto de la salud y la estructura y la
función adecuadas. Y comencé a ensalzar al cuerpo por la mutua
cooperación de unas partes con las otras."
Página 100 y/o capítulo XV sobre la salud: informe real de la curación de una diabetes tipo 1 por medio del control de las actitudes. 

Esta fuerza interior no tiene la capacidad de dirigir lo que uno quiere, del
modo adecuado. La única capacidad que tiene es entregar a uno lo que le ha
pedido, mediante las imágenes mentales que se le dan.

T N T ¡CONMUEVE LA TIERRA!
Es el ¡PODER QUE HAY EN SU INTERIOR!




domingo, 23 de abril de 2017

Diccionario de enfermedades (y su origen psíquico)



"Las pautas mentales causantes de la mayoría de los malestares del cuerpo son la crítica, la rabia, el resentimiento y la culpa. Por ejemplo, la crítica: si uno se entrega a ella el tiempo suficiente suele conducir a enfermedades como la artritis. La rabia se transforma en cosas que hacen hervir, queman e infectan el cuerpo. El resentimiento que se alberga durante mucho tiempo se encona y corroe el yo, conduciendo finalmente a la formación de tumores y cánceres. La culpa siempre busca castigo y conduce al dolor. Es mucho más fácil liberar estas pautas de pensamiento negativo cuando estamos sanos, que tratar de erradicarlas bajo la influencia del miedo y ante la amenaza del bisturí. 
La lista de equivalentes mentales que viene a continuación es el resultado de muchos años de estudio, de mi propio trabajo con clientes, de mis charlas y talleres. Es una útil guía de consulta rápida para encontrar las probable pautas mentales que se esconden tras el mal-estar del cuerpo. " Louise Hay

Cuando alguien predica con el ejemplo se agradece, es más creíble, como es el caso de esta autora, diagnosticada de cáncer terminal. A través de una poderosa desintoxicación física (con su nutricionista) y psíquica (con su maestro) pudo superar esta enfermedad. En su casa de Santa Mónica aún guarda la documentación médica relativa. 
Consulte siempre a su médico. Las causas de las enfermedades además, pueden ser de origen hereditario, por la mala alimentación continuada, por exposición a radiaciones, etc. Cada célula tiene una pequeña mente: de ahí la importancia de cuidar especialmente la "Mente-Nodriza" que está dentro de ti. La sanación por la oración y otros medios sutiles son importantes y merecen publicaciones aparte.
Esto es un extracto del libro "Sana tu cuerpo", se han obviado las afirmaciones, frases constructivas que puedes construir a tu bola, no es determinante. Mejor en su librería habitual. 
Y en formatos (pulse) PDF o EPUB en Google Drive.

A

ABSCESOS: Amargura por heridas y agravios. Pensamientos de venganza.

ACCIDENTES: Incapacidad de hacerse valer. Rebelión contra la autoridad. Fe en la violencia.

ACIDEZ: Miedo, miedo, miedo. Temor atenazante. 

ACHAQUES: Ansia de amor. Deseo de ser abrazado.

ACNÉ: No aceptación de uno mismo. No gustarse.

ADDISON (enfermedad de): Grave desnutrición emocional. Cólera contra uno mismo. 

ADICCIONES: Huida de uno mismo. Miedo. No saber amarse.

AFTA: Enfado por tomar decisiones equivocadas. 

ALCOHOLISMO: Actitud de "¿De qué me sirve...? (de ser o hacer esto o aquello). Sensación de futilidad. Culpa e incapacidad. Rechazo de uno mismo. 

ALERGIAS: "¿Alérgico a quién?" Negación del propio poder.

ALZHEIMER: Negarse a enfrentar la vida, desesperanza y desamparo. Cólera. 

AMENORREA: Deseo de no ser mujer. No gustarse.

AMIGDALITIS: Miedo, emociones reprimidas, creatividad sofocada.

AMNESIA: Miedo, huída de la vida, incapacidad de defenderse.

AMPOLLAS (piel): Resistencia. Falta de protección emocional. 

ANEMIA: Actitud de "sí, pero..." Falta de alegría. Miedo a la vida. Sentimiento de no valer lo suficiente. 

ANGINAS: Fuerte creencia en la propia incapacidad de hacerse valer y de pedir lo que se necesita.

ANGUSTIA: Falta de confianza en el proceso de la vida que fluye. 

ANOREXIA: Negación de la propia vida. Mucho miedo. Rechazo y odio hacia uno mismo. 

APATÍA: Resistencia a sentir. Freno a la sensibilidad. Miedo.

APENDICITIS: Miedo. Miedo a la vida. El flujo del bien está bloqueado.

APETITO (excesivo): Miedo. Necesidad de protección. Juzgar las emociones. 

ARAÑAZOS: Sensación de que la vida es una estafa. De que la vida desgarra.

ARRUGAS: Pensamientos depresivos. Resentimiento con la vida. 

ARTERIAS: Portadoras del júbilo de vivir. 

ARTERIOESCLEROSIS: Resistencia, tensión. Endurecimiento y estrechez de la mente. Negarse a ver lo bueno. 

ARTICULACIONES: Representan cambios en la orientación de la vida y la facilidad o la dificultad con que se realiza. 

ARTRITIS: Sensación de no ser amado. Actitud de crítica. Resentimiento. 
(Reumatoide: Fuerte crítica de la autoridad. Sensación de ser explotado).

ASFIXIA: Temor. Desconfianza en el proceso de la vida. Estancamiento en la infancia.

ASMA: Sofocamiento del amor. Incapacidad de respirar solo. Sensación de ahogo. Llanto reprimido.
(Niños: temor a la vida, deseo de no estar aquí).

ASTIGMATISMO: Problemas con el yo. Temor a verse realmente tal cual uno es.

B

BAZO: Obsesiones. Tendencia a obsesionarse. 

BILIARES (cálculos): Amargura. Pensamientos rígidos. Juicios condenatorios. Orgullo. 

BOCA: Representa la incorporación de nuevas ideas y sustento.
Problemas: Opiniones rígidas. Mentalidad cerrada. Incapacidad de aceptar ideas nuevas.
Llagas: Palabras enconadas retenidas por los labios. Tendencia a culpar.

BOCIO: Odio por haber sido agraviado. Victimismo. Sentimiento de frustración, insatisfacción.

BRAZOS: Representan la capacidad y habilidad para abrazar las experiencias de la vida.

BRONQUITIS: Ambiente familiar conflictivo. Peleas y gritos. A veces, silencio.

BULIMIA: Temor desesperado. Frenético atiborramiento y purga de odio a uno mismo.

BURSITIS: Cólera reprimida. Deseos de golpear a alguien.

C

CABEZA: Invalidación de uno mismo. Autocrítica. Miedo. 

CADERAS: Transportan el cuerpo en perfecto equilibrio. Principal empuje para avanzar. 
Problemas: Miedo de tomar decisiones importantes. No hay hacia dónde avanzar. 

CALAMBRES: Tensión y miedo. Aferramiento. Sujeción. 

CALLOS: Zonas de pensamiento endurecida. Aferramiento terco al dolor del pasado.
Callosidades: Conceptos e ideas endurecidos. Miedo solidificado.

CALVICIE: Miedo y tensión. Intento de controlarlo todo. Desconfianza en la vida.

CANAS: Estrés. Sumisión a la presión y esfuerzo excesivo.

CÁNCER: Herida profunda. Rencor que se mantiene mucho tiempo. Secreto o aflicción profunda que carcome. Carga de odios. Creer que todo es inútil.

CANDIDIASIS: Sensación de estar muy disperso. Frustración y rabia. Exigencia y desconfianza en las relaciones. 

CANSANCIO: (fatiga) Resistencia, aburrimiento. Falta de amor por lo que uno hace. 

CARA: Representa lo que mostramos al mundo. 

CARBUNCO: (forúnculos) Cólera ponzoñosa o injusticias.

CATARATAS: Incapacidad de mirar hacia adelante con alegría. Futuro sombrío. 

CELULITIS: Cólera acumulada y autocastigo.

CEREBRO: Representa el ordenador, el teclado.
Tumor: Informatización incorrecta de las creencias. Obstinación. Negarse a cambiar las viejas pautas.
Accidente cerebro-vascular: Rendición. Resistencia. "Antes morir que cambiar". Rechazo a la vida. 

CIÁTICA: Hipocresía. Temor al dinero y al futuro. 

CIFOSIS: Incapcidad para fluir con la vida. Temor y aferramiento a viejas ideas. Desconfianza en la vida. Falta de integridad. Falta de valentía en las convicciones. 

CIRCULACIÓN: Representa la capacidad de sentir y expresar las emociones de formas positivas. 

CODOS: Representan los cambios de dirección y la aceptación de experiencias nuevas.

COLESTEROL: Obstrucción de los canales del júbilo. Miedo de aceptar la alegría. 

CÓLICOS: Irritación mental. Impaciencia. Molestia por el entorno. 

COLITIS: Inseguridad. Representa la facilidad para dejar marchar lo que está superado.

COLON: Acumulación de pensamientos antiguos y confusos que obstruyen el canal de eliminación. Revolcarse en el fango del pasado.
Irritable: Temor a relajarse. Inseguridad.

COLUMNA: Apoyo flexible de la vida (desviaciones), miedo, intento de escapar de alguien o de algo. Pequeños estallidos de ira.

COMEZÓN: (prurito) Deseos que van en contra de la inclinación natural. Insatisfacción. Remordimiento. Comezón por dejarse o marcharse.

CONJUNTIVITIS: Enfado y frustación por lo que se ve en la vida.

CONVULSIONES: (ataques) Deseo de huir de la familia, de uno mismo o de la vida.

CORAZÓN: Representa el centro del amor y la seguridad.
Ataque al / infarto: Por ganar dinero o posición se ha arrancado toda la alegría del corazón.
Problemas: Viejos problemas emocionales no resueltos. Falta de alegría. Endurecimiento del corazón. Entrega al esfuerzo y al estrés.

CUELLO: (vertebras cervicales) Representa la flexibilidad, la capacidad de ver lo que hay detrás.
Problemas: Negativa a ver otros aspectos de un asunto. Terquedad. Inflexibilidad.

CUERPO (lado derecho) Representa la emisión, la donación, la energía masculina, el hombre, el padre. (lado izquierdo) Representa la receptividad, la comprensión, la energía femenina, la mujer, la madre.

CUSHING: (enfermedad de) Desequilibrio mental. Superproducción de ideas agobiadoras. Sensación de estar abrumado.

D

DEBILIDAD: Necesidad de descanso mental.

DEDOS: Representan los detalles de la vida. Artríticos: Deseo de castigar. Acusación. Sentirse víctima.
Pulgar: El intelecto y la inquietud.
Índice: El yo y el miedo.
Medio: La cólera y la sexualidad.
Anular: Las uniones y la aflicción.
Meñique: La familia y la falsedad.
Dedos de los pies: Representan los detalles del futuro.

DEMENCIA: Negativa a enfrentar el mundo tal como es. Desesperanza y rabia.

DEPRESIÓN: Enfado que uno no se cree con derecho a sentir. Desesperanza.

DESMAYOS: Miedo. Incapacidad para afrontar una situación. Apagón de la conciencia.

DIABETES: Nostalgia de lo que pudo haber sido. Gran necesidad de controlar. Tristeza profunda. Ni restos de dulzura.

DIARREA: Temor, rechazo, huida.

DIENTES: Representan las decisiones. Problemas: Indecisión mantenida mucho tiempo. Incapacidad para analizar las ideas para decidir.

DISENTERIA: Temor y rabia intensa. Amebiana: Convicción de que los demás o alguien desea fastidiar. Bacilar: Opresión y desesperanza.

DISMENORREA: Enfado consigo mismo. Odio al cuerpo o a las mujeres.

DISTROFIA: (muscular) Se piensa "No vale la pena crecer..."

DOLOR: Culpa. La culpa siempre busca castigo.

E

ECCEMA: Antagonismo intenso. Erupciones mentales.

EDEMA: "De qué o quién no quieres desprenderte." (Hinchazón y/o retención de líquidos).

ENCIAS: Incapacidad de mantener decisiones. Indiferencia ante la vida. Sangrantes: Falta de alegría en las decisiones que se toman en la vida.

ENDOMETRIOSIS: Inseguridad. Decepción y frustración. Sustitución del amor a uno mismo por azúcar.

ENFERMEDADES: Crónicas: Rechazo al cambio. Temor al futuro. Sensación de inseguridad.
Incurables: Está en un punto en que no se puede curar por medios externos. Es preciso ir al interior para curarlo. Vino de ninguna parte y volverá a ninguna parte.
De la infancia: Fe en los calendarios. En las convenciones y leyes y normas falsas. Comportamiento infantil de los adultos que rodean al niño.
De transmisión sexual: Sentimiento de culpa por la sexualidad. Necesidad de castigo. Idea de que los genitales son algo sucio y pecaminoso. Maltrato a otra persona.

ENFISEMA: Miedo a aceptar la vida. Sentimiento de ser indigno de vivir.

ENTUMECIMIENTO (Hormigueos): Represión en la manifestación del amor y la consideración. Morir mentalmente.

ENURESIS: Miedo a uno de los progenitores, sobre todo al padre.

ENVEJECIMIENTO (problemas de) Convencionalismo social. Vieja forma de pensar. Miedo a ser uno mismo. Rechazo al presente.

ENVENENAMIENTO por alimento: Permitir que otros asuman el control. Sentimiento de indefensión.

EPILEPSIA: Sensación de ser perseguido, de intensa pugna. Rechazo de la vida. Autoviolencia.

EPSTEIN-BARR: Sobreesfuerzo más allá de los propios límites. Temor a no valer lo suficiente. Agotamiento del apoyo interior. Virus del estrés.

EQUILIBRIO: (alteraciones) Pensamiento disperso, descentrado.

ERUCTOS: Miedo. Tragarse la vida con demasiada rapidez.

ESCALOFRÍOS: Contracción mental. Alejamiento. Retraimiento. Deseo de retirarse. "Déjenme en paz"

ESCLERODERMIA: Autoprotección contra la vida. Desconfianza de la propia capacidad de cuidarse.

ESCLEROSIS: Lateral amiotrópica: Resistencia a aceptar la propia valia. Negación del éxito.
Múltiple: Rigidez mental. Dureza de corazón. Voluntad de hierro, inflexibilidad, miedo.

ESPALDA: Representa el apoyo de la vida. Parte superior: Falta de apoyo emocional. Sensación de no ser amado. Freno en la manifestación del amor.
Parte media: Culpa. Atascamiento en el pasado. Sensación de carga.
Parte inferior: Miedo al dinero. Falta de apoyo económico.
Espalda inclinada: Transporta las cargas de la vida. Desvalimiento y desesperanza.

ESPASMOS: Tensión debida al miedo.

ESPINILLAS: Deseo de ocultar la fealdad. De la pierna: Ideales rotos. Representa el estilo de vida.

ESQUELETO: (problemas) Desmoronamiento de la estructura de la vida o de los ideales.

ESTERILIDAD: Miedo y resistencia ante el proceso de la vida o no tener necesidad de vivir la experiencia de tener hijos.

ESTÓMAGO: Contiene los alimentos. Digiere las ideas. Problemas: Miedo, temor a lo nuevo. Incapacidad de asimilar lo nuevo.

ESTRABISMO: Convergente: Deseo de no ver el exterior. Objetivos contradictorios.
Divergente: Temor a mirar el presente, el aquí y el ahora.

ESTREÑIMIENTO: Negativa a abandonar viejas ideas. Estancamiento en el pasado. A veces, mezquindad, tacañería.

F

FIBROMAS y quistes: Cultivo del rencor que se siente contra el novio o marido. Golpe para el yo femenino. Fibrosis quística: Firme convicción de que la vida no te funcionará. "Pobre de mí".

FIEBRE: Cólera abrasadora. Del heno: Congestión emocional. Miedo al calendario. Sensación de ser perseguido. Culpa. (ver ALERGIAS)

FÍSTULA: Miedo. Bloqueo en el proceso de liberación.

FLEBITIS: Rabia y frustración. Culpar a otros de la limitación y falta de alegría de la vida.

FRIGIDEZ: Miedo. Negación del placer. Creer que la sexualidad es mala. Parejas sexuales insensibles o rudas. Temor al padre.

FORÚNCULO: Rabia que hierve. Furia.

G

GANGRENA: Morbosidad mental. Pensamientos ponzoñosos que ahogan la alegría.

GARGANTA: Canal de expresión y creatividad. Dolor/irritación: Represión del enfado. Sentirse incapaz de expresarse. (Ver AMIGDALITIS). Nudo en la garganta: Miedo. Desconfianza del proceso de la vida. Problemas: Incapacidad para hacerse valer. Rabia reprimida y tragada. Creatividad sofocada.

GASTRITIS: Incertidumbre prolongada. Sentimiento fatalista.

GENITALES: Representan los principios masculinos y femeninos. Problemas: Preocupación por no sentirse valioso.

GLÁNDULAS: Representan las estaciones de abastecimiento del cuerpo. Son la actividad que se inicia. (fiebre glandular: véase MONONUCLEOSIS).
Problemas: Mala distribución de las ideas para organizarse y actuar. Autocontención.

GLAUCOMA: Implacable rencor y presión de antiguas heridas que abruman. (ver OJOS).

GONORREA: Necesidad de castigo por "ser una mala persona".

GOTA: Necesidad de dominar. Impaciencia. Ira.

GRIPE: (Influenza) Reacción ante creencias populares negativas. Miedo. Fe en las estadísticas.

H

HALITOSIS: Actitud corrompida. Murmuración malintencionada. Tendencia a pensar mal.

HEMATOQUESIA: (hemorragia ano-rectal) Rabia y frustración.

HEMORRAGIAS: Se marcha la alegría. Fastidio. "Pero... ¿dónde?"

HEMORROIDES: Miedo de los plazos establecidos. Rabia por el pasado. Temor a aflojarse. Sensación de carga.

HEPATITIS: Resistencia al cambio. Miedo. Ira. Odio. El hígado es la sede de la indignación y de la rabia.

HERIDAS: Enfado con uno mismo y sentimiento de culpabilidad.

HERNIA: Relaciones rotas. Tensiones. Cargas. Expresión creativa incorrecta.
Discal: Sensación de no recibir ningún apoyo de la vida. Indecisión.

HERPES: Genital: Creencia popular en la culpa sexual y la necesidad de castigo. Escarmiento público. Fe en un Dios que castiga. Rechazo de los genitales.
Labial: Enfado que carcome y temor de expresarlo.
Simple: Deseo ardiente y reprimido de maldecir.

HÍGADO: Sede de la rabia y de las acciones negativas. Problemas: Hábito de quejarse. Justificación de las crísticas para auto-engañarse. Sentirse mal.

HINCHAZONES: Bloqueo del pensamiento. Ideas atascadas, dolorosas.

HIPERACTIVIDAD: Temor. Sensación de estar presionado o frenético.

HIPERMETROPÍA: Temor del presente.

HIPERTENSIÓN: Viejo problema emocional no solucionado.

HIPERTIROIDISMO: Rabia por ser dejado de lado.

HIPERVENTILACIÓN: Miedo. Resistencia al cambio. Desconfianza en el proceso de la vida.

HIPOGLUCEMIA: Sensación de estar abrumado por las cargas de la vida. "¿Para qué...?"

HIPOTENSIÓN: Falta de amor en la infancia. Derrotismo. "¿Para qué, cuando igual no servirá de nada?"

HIPOTIROIDISMO: Renuncia a todo intento. Desesperanza. Sensación de bloqueo.

HIRSUTISMO: Cólera encubierta. Lo que la cubre suele ser el miedo. Deseo de culpar a otros. Frecuente mala disposición para sustentar al yo.

HODKIN: (enfermedad de) Reproches y temores de no ser capaz. Carrera frenética por demostrar el propio valor hasta agotar la capacidad de sostén de la sangre. Olvido de la alegría de la vida en esta carrera por ganar aceptación.

HOMBROS: Representan la capacidad para llevar alegremente nuestras experiencias. Con nuestra actitud hacemos de la vida una carga.

HONGOS: Creencias estancadas. Aferramiento al pasado. Negación de las propias necesidades. Falta de apoyo a uno mismo.

HUESOS: Representan la estructura del universo. Deformaciones/fracturas: Tensión y presión mental. Músculos que no se pueden estirar. Pérdida de movilidad mental.
Fracturas: Rebelión contra la autoridad.

HUNTINGTON: (enfermedad de) Resentimiento por no poder cambiar a otros. Desesperanza.

I

ICTERICIA: Prejuicios internos y externos. Razón desequilibrada.

ILEÍTIS: (enteritis regional) Miedo. Inquietud. Sentimiento de incapacidad.

IMPOTENCIA: Presión. Tensión. Culpas sexuales. Convenciones sociales. Despecho contra una pareja anterior. Miedo de la madre.

INCONTINENCIA: Exceso emocional a rebosar. Años de represión de las emociones.

INDIGESTIÓN: Miedo visceral. Terror y angustia. Quejas y gruñidos.

INFECCIÓN: Irritación. Enfado. Fastidio.

INFLAMACIÓN: Temor. Ira. Pensamientos inflamados.

INSOMNIO: Miedo. Desconfianza del proceso de la vida. Culpa.

INTESTINOS: Asimilación. Absorción. Eliminación fácil de deshechos. Problemas: Temor de liberar lo viejo y que ya no se necesita.

L

LARINGITIS: Furia que impide hablar. Miedo de hacerse valer. Resentimiento contra la autoridad.

LENGUA: Representa la capacidad de saborear con alegría los placeres de la vida.

LEPRA: Incapacidad para controlar la propia vida. Vieja y prolongada convicción de ser inútil o impuro.

LESIONES: Enfado con uno mismo. Sentimiento de culpabilidad.

LEUCEMIA: Inspiración brutalmente letal. "¿Para qué...?"

LEUCORREA: Creencia de que las mujeres son impotentes frente a los hombres. Fastidio con la pareja.

LINFÁTICOS: (problemas) Advertencia de que hay que volver a centrar la mente en lo esencial de la vida.

LÍQUIDOS: (retención) "¿Qué tienes miedo de perder?"

LLAGAS: (irritaciones) Rabia sin expresar que se instala. Llanto. Las lágrimas son el río de la vida y se derraman por alegría, tristeza o miedo.

LOCURA: Huida de la familia. Escapismo. Retraímiento. Violenta separación de la vida.

LUPUS heritematoso: Renuncia. Mejor morir que hacerse valer. Cólera y castigo.

M

MAGULLADURAS: Los pequeños golpes de la vida. Autocastigo.

MALARIA: Estado de desequilibrio con la naturaleza y con la vida.

MAMAS: Representan la maternidad, el cuidado y el sustento. Problemas: Negativa a cuidar de si misma. Posponerse siempre en favor de los demás. Quistes, bultos, etc: Cuidados maternales exagerados. Sobreprotección. Actitud autoritaria.

MANDÍBULA: (problemas de) Rabia, resentimiento, deseo de venganza.

MANOS: Sujetan y manejan. Aferran y sueltan. Pellizcan. Todas las formas de enfrentar las experiencias.

MAREO: En barco: Miedo a la muerte. Descontrol. En coche: Miedo. Sensación de estar atrapado, cautivo. Mareo al moverse: Miedo. Temor de no estar al mando.

MASTOIDITIS: Cólera y frustración. Deseo de no enterarse de lo que sucede, frecuente en los niños. Miedo a infectar el entendimiento. (ver OIDOS)

MÉDULA ESPINAL: Representa las más profundas creencias sobre uno mismo. La forma de apoyarse y cuidarse.

MENINGITIS: Rabia contra la vida. Pensamientos inflamados.

MENOPAUSIA: (problemas de la) Miedo a dejar de ser deseable. Rechazo de una misma. Miedo a envejecer. Sensación de valer muy poco.

MENSTRUACIÓN: (problemas de la) Rechazo de la feminidad. Culpa. Temor. Idea de que los genitales son algo sucio o pecaminoso.

METEORISMO: (gases) Aferramiento, temor. Ideas no digeridas bien.

MIGRAÑA: Aversión a ser manejado. Resistencia al fluir de la vida. Temores sexuales (por eso la masturbación suele aliviarla).

MIOPÍA: Miedo al futuro. Desconfianza del porvenir.

MONONUCLEOSIS: Enfado por no recibir amor y aprecio. Negligencia con uno mismo.

MORDEDURAS:  (de animales, etc) Cólera vuelta hacia adentro. Necesidad de castigo.

MUELA DEL JUICIO IMPACTADA: Negarse el espacio mental para crearse una base firme.

MÚSCULOS: Resistencia a las experiencias nuevas. Los músculos representan nuestra capacidad de movernos en la vida.

N

NALGAS: Representan poder y su flaccidez lo contrario...

NARCOLEPSIA: Incapacidad de arreglárselas. Miedo extremo. Deseo de huir de todo. De no estar aquí.

NARIZ: Representa el reconocimiento de uno mismo. Goteo continuo: Necesidad de ayuda. Llanto interior. Hemorragia: Necesidad de reconocimiento. Sensación de no ser valorado. "nadie se fija en mí..." Ansia de amor. Moqueo hacia adentro: Llanto interior. Lágrimas pueriles. Sentimiento de víctima.
Nariz congestionada o cargada: Falta de autovaloración.

NÁUSEAS: Miedo. Rechazo a una idea o a una experiencia.

NEFRITIS: Reacción exagerada ante la decepción o el fracaso.

NEFROPATÍAS: Sensación de ser como un niño que no logra hacer bien las cosas. Un incapaz, un desastre. Confusión.

NERVIOS: Representan la comunicación. Son informadores receptivos. Crisis nerviosa: Egocentrismo. Bloqueo de los canales de la comunicación. Nerviosismo: Miedo. Angustia. Esfuerzo. Precipitación. Desconfianza del proceso de la vida.

NEUMONÍA: Desesperación. Cansancio de la vida. Heridas emocionales a las que no se permite curar.

NEURALGIA: Castigo por una culpa. Angustia por la comunicación.

NÓDULOS: Resentimiento. Frustración y ego herido por motivos profesionales.

O

OBESIDAD: Sensibilidad exagerada. Suele representar el temor e indica necesidad de protección. Tal vez el temor oculta rabia y resistencia a perdonar. En los brazos: Rabia por falta de amor. En las caderas: "Bultos" de terca cólera contra los padres. En los muslos: Cólera comprimida desde la infancia, suele ser rabia contra el padre. En el vientre: Rabia por falta de sustento.

OIDOS: Representan la capacidad de oir y escuchar. Dolor (otitis): Enfado, deseo de no escuchar, demasiado alboroto. Peleas entre los padres.

OJOS: Representan la capacidad de ver con claridad el pasado, el presente y el futuro. Irritación: Rabia y frustración. Deseo de no ver. Queratitis: Ira extrema. Deseo de golpear lo que se ve, personas o cosas. Sequedad: Ojos furiosos. Negativa a mirar con amor. "antes morir que perdonar". Despecho.

OLOR corporal: Miedo. Disgusto consigo mismo. Temor a los demás.

ORZUELO: Contemplación de la vida con ojos airados. Enfado con alguien.

OSTEITIS deformante: Sentimiento de que ya no hay ningún cimiento sobre el cual construir. Desamor.

OSTEOMIELITIS: Cólera y frustración por la estructura misma de la vida. Sensación de falta de apoyo.

OSTEOPOROSIS: Sensación de que ya no queda ningún apoyo en la vida.

P

PANCREAS: Representa la dulzura de la vida. Pancreatitis: Rechazo. Enfado y frustración porque la vida parece haber perdido su dulzura.

PARÁLISIS: Temor, terror. Huida de una situación o de una persona. Resistencia.
Parálisis agitante: Pensamientos paralizantes. Estancamiento.
Parálisis cerebral: Necesidad de unir a la familia en un acto de amor.
Parálisis facial o de Bell: Control excesivo de la ira. Resistencia a expresar los sentimientos.

PARÁSITOS: Entrega del poder a otras personas.

PARKINSON: Miedo e intenso deseo de controlarlo todo y a todos.

PIE DE ATLETA: (tiña podal) Frustración por no ser aceptado. Incapacidad de avanzar.

PIEL: Protege nuestra individualidad. Problemas: Angustia, miedo. Antigua repugnancia encubierta. Sensación de amenaza.

PIERNAS: Nos hacen avanzar en la vida. Problemas: Miedo al futuro. Inmovilidad psicológica.

PIES: Representan nuestra comprensión de nosotros mismos, de la vida y de los demás. Problemas: Temor al futuro y miedo de no avanzar en la vida.

PIORREA: (Periodontitis) Cólera ante la incapacidad de tomar decisiones. Personas indecisas.

PLEXO SOLAR: Reacciones viscerales. Centro del poder intuitivo.

POLIOMIELITIS: Celos paralizantes. Deseo de detener a alguien.

PRÓSTATA: Representa el principio masculino. Problemas: Temores que debilitan la masculinidad. Renuncia. Presión y culpa sexuales. Creencia en el envejecimiento.

PSORIASIS: Miedo de ser herido. Debilitamiento de la capacidad de sentir. Negativa a aceptar la responsabilidad de los propios sentimientos.

PULMÓN: Capacidad de inspirar y comprender la vida. Problemas: Depresión. Aflicción. Miedo de inspirar la vida. Sensación de no ser digno de vivir plenamente.

PULPITIS u Odontitis: Incapacidad de morder nada. Creencias arraigadas que se destruyen.

Q

QUEMADURAS: Rabia. Furia que arde.

QUISTES: La vieja y dolorosa película que se pasa una y otra vez. Agravios que se cultivan.

R

RABIA: Cólera. Fe en que la violencia es la respuesta.

RAQUITISMO: Desnutrición emocional. Falta de amor y seguridad.

RENALES: (cálculos) Terrones de enfados no disueltos.

RESFRIADOS, catarros: Suceden demasiadas cosas a la vez. Confusión. Desorden mental. Pequeños agravios. Creencias en "tres resfriados tengo que tener este invierno".

RESPIRACIÓN: Representa la capacidad de inspirar la vida. Problemas: Miedo o resistencia a aceptar la vida plenamente. Sensación de no tener derecho a ocupar espacio o a existir.
Respiratorios, molestias: Temor de inspirar la vida plenamente.

REUMATISMO: Sentimiento de ser víctima. Falta de amor. Amargura crónica. Resentimiento.

RIÑÓN: (problemas de) Crítica. Decepción. Fracaso. Vergüenza. Reacciones de niño pequeño.

RODILLAS: Representan el orgullo y el yo. Problemas: Orgullo y obstinación. Incapacidad de inclinarse. Temor. Inflexibilidad. Terquedad.

RONQUIDOS: Terca negativa a abandonar viejas pautas mentales.

S

SANGRE: Representa la vida y la alegría que recorre libremente el cuerpo. Coágulos: Obstrucción de la alegría de vivir. Problemas: Falta de alegría. Las ideas no circulan.

SARNA: Pensamientos infectados. Permitir que otras personas nos acaparen el pensamiento.

SARPULLIDOS: Irritación por los retrasos. Forma pueril de llamar la atención.

SENILIDAD: Regreso a la supuesta seguridad de la infancia. Exigencia de cuidados y atenciones. Forma de controlar a quienes nos rodean. Escapismo.

SIDA: Sensación de indefensión y desesperanza. "nadie me quiere..." Firme convicción de no valer. Negación de uno mismo. Sentimiento de culpa por la sexualidad.

SÍFILIS: Entrega del poder y la eficacia.

SÍNDROME PREMENSTRUAL: Confusión que domina. Entrega del poder a influencias externas. Rechazo de los procesos femeninos.

SINUSITIS: Irritación contra una persona muy íntima. Sobrepeso. Miedos. Necesidad de protección. Huida de los sentimientos. Inseguridad. Rechazo de uno mismo. Búsqueda de satisfacción.

SORDERA: Rechazo. Terquedad. Aislamiento. "¿qué es lo que no quieres escuchar?" "no me molesten".

SUICIDIO: Visión de la vida en blanco y negro. Negativa a ver otra salida.

SUPRARRENALES: (problemas de las) Derrotismo. Renuncia a cuidar de uno mismo. Angustia.

T

TARTAMUDEZ: Inseguridad. Incapacidad de expresar la propia personalidad. Prohibición de llorar.

TENIASIS: (infección intestinal por parásitos) Convicción de ser víctima. Sensación de impureza. Impotencia ante la aparente actitud de los demás.

TÉTANOS: Necesidad de liberar sentimientos de cólera enconada.

TICS: Contracciones nerviosas. Miedo. Sensación de ser observado por los demás.

TIMO: Glándula principal del sistema inmunológico. Cuando funciona mal: sensación de ser atacado por la vida. "desean hacerme daño..."

TIÑA: Dejar que los demás interfieran o influyan. Sensación de no valer y de impureza.

TIROIDES: Humillación. "nunca puedo hacer lo que deseo... ¿cuándo llegará mi turno?"

TOBILLO: (problemas del) Inflexibilidad y culpa. Los tobillos representan la capacidad de recibir placer.

TORCEDURAS: Ira y resistencia. No querer avanzar en cierta dirección en la vida.

TORTÍCOLIS: Tozudez inflexible.

TOS: Deseo de ladrarle al mundo. "¡mírenme, escúchenme!"

TROMBOSIS coronaria: Sensación de soledad y miedo. "no sirvo, no hago lo suficiente, jamás lo lograré".

TUBERCULOSIS: Egoísmo que carcome. Posesividad. Pensamientos crueles. Deseo de venganza.

TUMORES: Viejas heridas y disgustos que se siguen alimentando. Remordimiento.

TÚNEL CARPIANO (de las muñecas): Miedo. Sensación de estar atrapado, de esclavitud. Agobio.

U

ÚLCERA PÉPTICA: Miedo. Convicción de no valer lo suficiente. Ansias de agradar. ¿qué te carcome?

UÑAS: Representan protección. Encarnadas: Inquietud y culpa relacionadas con el derecho a avanzar.
Mordérselas: Frustración. Roerse a uno mismo. Despecho hacia uno de los padres.

URETRITIS: Indignación. Fastidio. Tendencia a culpar.

URINARIAS: (infecciones) Fastidio, generalmente contra el sexo opuesto o la pareja. Tendencia a culpar.

URTICARIA: Pequeños temores ocultos. Hacer una montaña de un grano de arena.

V

VAGINITIS: Enfado contra la pareja. Culpa sexual. Autocastigo.

VARICELA: A la espera del siguiente poblema o disgusto. Temor y tensión. Sensibilidad exagerada.

VARICES: Situación que causa disgusto. Desaliento. Sentimiento de estar sobrecargado de trabajo.

VEGETACIONES adenoides: Conflictos y discusiones familiares. Niño que se siente un estorbo.

VEJIGA: (problemas de) Angustia. Aferramiento a viejas ideas y creencias. Miedo a relajarse. Fastidio.

VERRUGAS: Pequeñas manifestaciones de odio. Creencia en la fealdad. Verruga plantar: Rabia que se asienta en la base misma del entendimiento. Creciente frustración respecto al futuro.

VÉRTIGO: Fuga y dispersión de pensamientos. Negativa a mirar.

VÍRICAS: (infecciones) Falta de alegría. Amargura.

VITÍLIGO: Sensación de estar fuera de ambiente, fuera de todo, de no pertenecer al grupo.

VÓMITOS: Violento rechazo de ideas. Temor a lo nuevo.

Z

ZUMBIDOS: Negativa a escuchar. No oir la voz interior. Tozudez.