sábado, 9 de enero de 2016

MATRIX: El Secreto


Viene de Rosa Argonauta
“Todo lo que capta tu mente es tan irreal como un espectáculo de magia, como una ciudad fantasma suspendida en el aire” (Vijnana Bhairava Purana)


1. El Arte sirve en ocasiones para transmitir verdades ocultas y mensajes velados. Música, Pintura, Escultura, Literatura. El séptimo arte no es la excepción, aunque de modo menos prolijo o numeroso, dada su corta historia y su orientación comercial excesiva.

2. Por medio del artista (o guionista) esa transmisión se realiza de manera intencionada o involuntaria, parcial o total, ordenada o caótica. Es involuntaria cuando “simplemente” se siguen los patrones o los cánones de la belleza, la inteligencia y la proporción, a imagen y semejanza de la Naturaleza. El Arte que la intenta reflejar puede ser impregnado de un mensaje, aunque siempre de acuerdo a la estructura y el orden universal de los arquetipos presentes en la mecánica de todas las cosas.


3. El creador de la obra emite y el receptor capta, entiende y valora conforme a su capacidad, sensibilidad, grado de apertura mental y refinamiento. Esto es así en general, para nuestro disfrute y entretenimiento. Igualmente para los casos particulares donde existe un mensaje superficial, intrascendente, como en las críticas veladas o irónicas hacia la política, la sociedad y cualquier forma de orden establecido. Y también para calados más hondos, profundos, cuando el tema trata de aspectos desconocidos de la Naturaleza o el Ser, que por una razón u otra no pueden ser comunicados abiertamente, para su protección y salvaguarda.


4. Determinadas piezas musicales como el “Parsifal” de Wagner, piedras esculpidas en catedrales góticas como la de Notre-Dame de París y pinturas tales como “La Primavera” de Botticelli son solo algunos ejemplos que tampoco faltan en la Literatura, dada su especial capacidad descriptiva, como “La Odisea” de Homero, “La ilustre fregona” de Cervantes, “Los viajes de Gulliver” de Swift, “Moby Dick” de Melville, algunos cuentos de Andersen e historias de Cyrano, ciertos episodios bíblicos y mitológicos, son buenos ejemplos, como en el cine lo serían “Avatar”, “Origen” o “Matrix” de los hermanos Wachowsky.


5. Independientemente del mensaje dado o entendido, o de la belleza de su construcción, todas estas obras calaron en el público, porque todos captamos lo bueno, porque tocan nuestros arquetipos, despiertan resortes internos y nos hacen vibrar, como la varilla de un diapasón a la otra. 

Al hilo de lo que sigue y como homenaje al héroe Neo, rememorar un pensamiento de Wagner, "Sólo los hombres dotados de fuerza conocen al amor, sólo el amor aprehende la belleza y sólo la belleza da forma al Arte".

6. MATRIX, la película. El título es sinónimo de matriz, de “maya” en sánscrito, de “dunia” en árabe y "yesod" en hebreo, la esfera de la ilusión, la misma dimensión sobre la cual actúa la fase sutil de la alquimia y la operativa de la magia, asociada a lo lunar.  No se conoce acerca de la intencionalidad de los guionistas en transmitir algún mensaje ni en qué grado. No importa. La analogía es muy buena para describir la relación entre el verdadero ser de cada uno y el falso yo, implantado y alimentado desde el exterior. Entre el ciudadano y la sociedad que lo somete. Alice Bailey en su libro "Espejismo, un problema mundial" (Glamour, A World Problem) menciona tres clases de espejismo: al de nivel mental le llama ilusión, al de nivel emocional espejismo en sí, y al de nivel etérico, subyacente a todo, le llama Maya, la suma de las energías incontroladas e impulsos no dirigidos por uno mismo que emanan naturalmente de la energía vital y de la fuerza latente en la materia misma.


7. La historia tiene lugar en un mundo donde las computadoras se han adueñado de la raza humana, llegando al máximo grado de control sobre ésta, donde todo lo tangible se ha digitalizado de tal modo que no se distingue lo real de lo irreal. Este extremo es visible en la conversación que mantienen Cifra, el “judas” de la película y el “Programa” sobre cómo son capaces las máquinas de conocer lo que sentimos al tomar contacto con la realidad. Queda claro que estas sensaciones no son más que una imitación burda de una especie de arquetipo espiritual, es decir, de la verdadera sensación que producirían en un plano totalmente espiritual, cuyo paradigma sería el Paraíso o el Brahmaloka de la tradición indostánica.


8. En este filme, la mayoría de la humanidad se encuentra viviendo en una existencia aparentemente feliz, creativa, productiva, sin ser consciente de que sus vidas son una ilusión virtual creada con el único propósito de esclavizarlos, para utilizarlos como fuentes de energía de la red de inteligencia artificial, Matrix. Pero unos cuantos humanos, como Morfeo y Trinity han roto sus ataduras con la matriz, representadas por las conexiones que los conectan con la red, y han renunciado a todas las ilusiones y placeres irreales con las que les proveían, para a través de un duro y hasta cierto punto sacrificado camino, llegar a salvar a la humanidad entera de ese sueño.


9. Morfeo y Trinity reclutan a Neo, el héroe y protagonista principal de esta historia, para que éste inicie la lucha para llegar a su propio auto-conocimiento, la reafirmación del verdadero Yo, el peregrinaje del caballero Templario o Artúrico, el “Yoga-Marga” de los hindúes o el “yihad al-akbar” de los sufíes. Para esta búsqueda es mejor viajar con la ayuda de un guía, alguien que tenga experiencia, que conozca las trampas del camino y que pueda guiar a otro, de forma segura, hasta su destino.


10. Como suele suceder a algunos en la vida real, Neo es llamado a la lucha para tomar su propia consciencia en una serie de extrañas circunstancias que rompen el patrón de su vida corriente. Después de una búsqueda de muchos años tras el guía que lo lleve a la verdad, y después de un ritual de purificación, simbolizado con la extracción del engendro electrónico que el Programa le implanta, es presentado a Morfeo. Con estas palabras, "Sé honesto. Él sabe más de lo que puedas imaginar," Neo se encuentra ante la presencia de Morfeo, un personaje que parece inalterable, sabio y completamente equilibrado. Morfeo sorprende a Neo hablándole directamente a su corazón, revelándole que él sabe todo acerca suyo. "Puede que tú hayas empleado tres años buscando, pero yo he estado toda mi existencia buscándote a ti.


11. Recordar el dicho “cuando el discípulo está preparado aparece el maestro” bien puede ser tornado, ajustándonos mejor a la realidad y a una perspectiva de conjunto u holística, diciendo también “cuando el maestro está preparado aparece el discípulo…”


12. Morfeo describe Matrix como “el mundo que ha sido puesto frente a tus ojos para impedirte ver la verdad, una prisión para tu mente”. Le da a Neo la oportunidad de aceptar su guía o de regresar, diciéndole “todo lo que te ofrezco es la verdad, nada más”. Justo en ese momento le ofrece dos píldoras, una a su mano izquierda, que lo regresará de nuevo al estado de ignorancia (avidya en sánscrito o yahil en árabe), y otra en su mano derecha, que le permitirá acceder a la Realidad. Neo entonces toma de la mano derecha de Morfeo la píldora roja (curiosamente el mismo color que la Piedra filosofal acabada, en la Alquimia), que activa el programa que interrumpirá su sueño, permitiéndole encontrar su cuerpo real y su propio ser.


13. Al igual que en las Iniciaciones de la Antigüedad, aceptando la guía, Neo emprende así un fantástico viaje que lo conducirá en último extremo, al conocimiento de sí mismo. Nada más despertar se abren sus ojos, que ven por primera vez una realidad que jamás podría haber sospechado: el mundo tal y como es.  Es rescatado y conducido a la relativa seguridad de la nave, al refugio del maestro, para comenzar allí su rehabilitación, su adaptación, su entrenamiento para su nuevo nivel de conciencia, hasta que esté preparado para volver a enfrentarse al mundo de Matrix. Esta nave representa una "derga", un "tekke", una “rabbita” o un “ashram”, un centro de entrenamiento, donde en su nuevo estado, deberá aprender y entrenarse en los nuevos conocimientos que le permitan sobrevivir. Lo preparan para su regreso al mundo material, para encontrase con el Oráculo.


14. El personaje conocido como el Oráculo, simboliza un Gran Maestro. Sobre su edad se dice que es "muy mayor", y que se encuentra completamente despreocupado, viviendo en el mundo común pero sin embargo sin estar en él, como los verdaderos Iniciados… Morfeo describe al oráculo diciendo, "es una guía, puede ayudarte a encontrar el camino". El oráculo le dice a Neo que "Matrix, no te puede decir quién eres", significando que la verdadera identidad de uno mismo no puede descubrirse en el mundo físico o sus reflejos en la mente condicionada por los estímulos externos. Aquellos que tratan de identificarse a sí mismos por sus estándares, esa programación que comienza a los cuatro o cinco años de edad, sentirán siempre una falla o un vacío en sus vidas. Curiosamente, en el quicio de su puerta hay una frase en latín que dice "conócete a ti mismo", al igual que en el templo de Delfos, frase mal interpretada y peor conjugada, por sabios y resabios que creen que es referida al yo psicológico. Un texto sagrado dice "si alguno quiere conocer a su Señor, que primero busque conocerse a sí mismo" y hay muchos más de esta índole, da igual, es variopinta, como la similar descripción que de una montaña darían diferentes observadores situados en diferentes puntos en el espacio y/o en el tiempo.


15. El protagonista es puesto a prueba. Llega el momento del salto al vacío. En este momento arquetípico somos presa de la duda y el temor a lo desconocido. No se puede llenar una copa sin haber sido vaciada. La utilidad de una ventana está en el espacio vacío. No imaginamos que el vacío es plenitud arrolladora de alta velocidad, que aparenta inmovilidad, como la rueda de radios girando y pareciendo sin radios. No se puede edificar un edificio sobre cimientos débiles. El edificio debe ser destruido, y reedificado desde sus cimientos. El proceso puede ser descrito como un desaprendizaje de todo lo aprendido, después aprender a cómo aprender, y por último, aprender. Por esto el Oráculo le dice a Neo que él no es quien él supone que es, destruyendo todo lo que había sido conducido a creer, para, de esta manera, prepararlo para que se llene con el conocimiento de la verdad, y así reconstruirlo de nuevo. Si el grano de trigo no muere no puede germinar ni dar fruto…


16. Morfeo le dice “tu mente hace real a este mundo”. En una escena, un niño demuestra a Neo una imposibilidad posible, doblando una cuchara. “No trates de doblar la cuchara. En vez de eso trata de hallar la verdad". "¿Qué verdad?" pregunta Neo. "Que no hay cuchara", contesta. "No es la cuchara la que se dobla, eres tú mismo el que se dobla". Una vez que Neo supera la ilusión del mundo físico, lo percibe tal y como es, simbolizada en la película como las cadenas sin fin de código. Pronto descubre que la verdad que se le ha transmitido sobre su misión no es tan fácil de aceptar, sobre todo porque no hay manera de regresar a la ignorancia. Debe elegir entre su propio beneficio o el de aquel al que tanto debe. Morfeo dice, "date cuenta de que hay una diferencia ente conocer el camino y recorrer el camino". En este camino el conocimiento de los libros es inútil. La guía en este camino se transfiere directamente de corazón a corazón.”


17. Morfeo refiere que la mayoría de la gente no está preparada para que despierten sus mentes, adocenadas, falta el anhelo o sería improcedente despertarlas. Hay conocimientos que no procede comunicar, como dijo aquel discípulo de un gran sabio “Recibí dos tipos de conocimiento. Uno es el que os enseño, y el otro, si abriese mi boca sobre este, me cortaríais el cuello". El punto más importante de la película y de nuestras vidas es la demostración del poder de la creencia, o fe en acción. Ello le permite a Neo liberarse de las restricciones del mundo de Matrix. Es el “lucha” del Baghavad Gita, el “ten ánimo insuflado a tu corazón” del salmo de David. En esta prueba, Neo es entrenado por Morfeo de tal guisa “no pienses que eres rápido, debes saber que lo eres” “¡Deja de tratar de golpearme y golpéame!”


18. Y prosigue “debes dejar que todo te abandone… el miedo, la angustia, la inseguridad. Libera tu mente”. Curiosamente cuando Neo experimenta su muerte física, o iniciática, cuando finalmente cruza la línea divisoria que separa la ilusión del mundo físico de la verdad de la misma realidad. En este estado el mundo físico y sus habitantes no lo pueden afectar. Esta escena lo explica de modo inmejorable.


19. Hay una cuestión sutil que subyace por sobre todos los argumentos y tramas secundarias de la película. Parece que todo gira alrededor de la búsqueda del Esperado, aquel que los libere a todos de la tiranía de las máquinas, y devuelva a los seres a su estado real, aquel que llevará a la humanidad a la libertad, tanto física como espiritual. Es la figura arquetípica del Mesías, del Maitreya budista, del Messiah hebreo o del Imam al-mahdi musulmán. Krishna anuncia igualmente la llegada de un avatar que restablece el orden y acaba con la tiranía.


20. Un consejo o revelación personal: ese avatar está dentro de usted, no siendo el exterior, si llega alguna vez, sino una imagen del Suyo. “Matrix” termina con la proclama de Neo a las máquinas diciendo que “voy a mostrar a esta gente un mundo sin límites”. No le falta razón, en este Universo de posibilidades infinitas que saltan como chispas de la espiral del Eterno Ahora, la libertad creativa inagotable es tu derecho. Neo se enfrenta a las máquinas y a su representante virtual, el Programa, que también es la imagen del Asura, del anticristo o del dayyal (imitador). Para tapar su infinita inferioridad utiliza la ilusión, el engaño, el olvido y la duda.


21. Y la creencia que algunos estúpidos resabiados visten de solemnidad, transmitiendo el mensaje  de que solo somos simios, sapiens pensantes. Como dice J.B. desde una Cofradía virtual en Chile:

“Privado de las posibilidades superiores de la mente, el sapiens presiente en forma oscura su propia debilidad e indefensión ante el destino y la muerte, la enfermedad, la guerra, la pobreza, y los cambios peligrosos. Es por eso que siempre ha buscado líderes o jefes cuya fortaleza supla su propia debilidad. Guiado por el mismo afán ha inventado dioses, a los cuales pide el poder y la fortaleza de la cual él mismo carece. Toda la estructura de nuestro mundo civilizado se basa en la absoluta debilidad, cobardía, impotencia, ignorancia, e indefensión del individuo humano, el cual fabrica sistemas colectivos de protección, apoyo y control, para así suplir
externamente su endeblez interna. Prefabrica una cultura, una moral, credos religiosos, leyes y sistemas policiales para reprimir a quienes vayan contra los comunes intereses del momento histórico. Planifica y programa la vida comunitaria y el futuro de sus hijos. Internamente, en cambio, la chispa espiritual desfallece cada vez más ante la deshumanización progresiva de un mundo que en verdad nunca fue humano, sino, “animal-inteligente”. El mundo ha glorificado la ciencia, olvidándose en cambio de la naturaleza humana. La persuasión de la multitud es una de las artes más antiguas... el arte de persuadir a la multitud pasó a ser una ciencia que utiliza mecanismos y técnicas psicológicas... Éste, además de las armas nucleares es el gran descubrimiento de nuestra época: la facultad de modelar a los hombres y trocarlos en autómatas “compradores” de todo, desde pasta dentífrica y Beatles hasta presidentes, la guerra atómica y el
propio aniquilamiento.
El que vive como un mero sapiens, alienado por estas poderosas fuerzas, es un simple títere al cual no le queda otro recurso que vivir
su vida y cumplir con el papel que le ha sido asignado en el drama de la creación. ¿No será ésta una gigantesca y horrenda conspiración planificada por anónimas potencias, o será sólo un
pasatiempo de los dioses?”


22. Ludwig von Bertalanffy dice:
“Las aptitudes intelectuales de los individuos... y, por consecuencia su individualidad, se borran en el alma colectiva. Lo heterogéneo se anega en lo homogéneo y dominan las cualidades inconscientes. Precisamente esta comunidad de cualidades ordinarias es la que nos explica por qué las multitudes no sabrán nunca realizar actos que exigen una inteligencia elevada. Las decisiones de interés general tomadas por una asamblea de hombres distinguidos, pero dedicados a especialidades diferentes, no son sensiblemente distintas de las decisiones que tomaría una reunión de imbéciles. En las muchedumbres lo que se acumula no es el talento sino la estupidez”
“Desvanecimiento de la personalidad consciente, predominio de la personalidad inconsciente, orientación por vía de sugestión y contagio de los sentimientos y de las ideas en un mismo sentido, tendencia a transformar inmediatamente en actos las ideas sugeridas; tales son, pues, los principales caracteres del individuo en la
muchedumbre. No es el individuo mismo, es un autómata, en quien no rige la voluntad. Así, por el sólo hecho de formar parte de una muchedumbre, el hombre desciende muchos grados en la escala de la civilización.”


>>> Opinión y reflexión final: La idea de que el mundo es irreal es falsa, la idea de que es real también es falsa, pero una idea anula a la otra. Lo que queda, es la verdad… (H.F.R.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario